LA SEXTA CLASE

La sexta clase fue en el veintinueve de marzo.


Hablamos sobre desayuno:




También aprendimos a hablar sobre nuestros habitos:

Preguntando sobre los hábitos de alguien:

- ¿A qué hora te levantas?

- ¿A qué hora empieza tu clase?

- ¿A qué hora terminas el trabajo?

- ¿A qué hora llegas a casa?

- ¿Qué haces después de cenar?

- ¿A qué hora te acuestas?



Algunas frases describiendo habitos:

- Rosa se levanta a las seis y media.

- José se ducha después de desayunar.

- Mercedes se baña antes de ir al trabajo.

- Roberto se afeita todos los días.

- Juan desayuna pan con matequilla y leche con café.

- Maria va al colegio con su madre.

- Mi hijo empieza su clase a la una y media.

- Mi padre va a trabajar en autobús.

- Yo vuelvo a mi casa a las ocho.

- José trabaja por la mañana.

- Carlos y Ana se acuestan temprano.

- Lucía sale con sus amigos los sábados.

- Carlos ve la tele después de cenar.

Hablando sobre las profesiones:

- La dependienta vende ropa.

- El recepcionista del hotel recibe a turistas.

- La azafata atiende a pasajeros.

- La enfermera y el médico cuidan enfermos.

- El carpintero fabrica muebles.

- El cocinero hace la comida.

- El estudiente cursa estudios en un estabelecimiento de enseñanza.

- El informático trabaja con ordenadores.

- La cajera está encargada de la caja de un comercio.

- El secretario custodia los documentos de una oficina.

- La profesora enseña a los estudiantes.



La profesora nos trajo un texto sobre el origen de los nombres de los meses y de los días de la semana:

Desde siempre los astros han jugado un papel muy importante en las tradiciones de los pueblos. En el cielo podemos ver miles de astros y de estos cinco se mueven entre las estrellas fijas. Fueron llamados por los griegos planetis, planetas, que significa errantes. Además de ellos están el Sol y la Luna. Estos siete astros tenían una enorme importancia para el pensamiento mágico de la antigüedad.

Los pueblos antiguos asignaron un día especial a cada uno de estos astros. Ese fue el origen de la semana de siete días. Provienen del latín los nombres actuales de los días de la semana: se asignabam un dios y un día a cada uno de los astros errantes. De ahí provienen los nombres en español de la mayoría de los días de la semana: lunes (Lunae dies), día de la luna; martes (Martis dies), día de Marte; miércoles (Mercurri dies), día de Mercúrio; Jueves (Iovis dies), día de Júpiter; Viernes (Veneris dies), día de Venus.

El sábado y el domingo eran llamados respectivamente día de Saturno (Saturni dies) y día del Sol (Solis dies). Sin embargo, en la Edad Media se cambió su nombre y su significado. La palabra sábado proviene de Shabbath, el día santo hebreo. En cuanto al domingo, proviene del latín Dominica dies, día del Señor.

Estos nombres son semejantes en algunos idiomas derivados del latín, como el español, el francés y el italiano.

En cuanto los nombres de los meses provienen también del latín de la época romana. El año, en el calendario romano, estaba dividido en doce meses, comenzaba en el equivalente de marzo y terminaba en febrero. El significado de los meses es el siguiente:

- Enero (Ianuarius): dedicado al dios romano Jano (Ianus), que era protector de Roma y se le representa con dos caras, una que ve hacia adelante y la otra hacia atrás.

- Febrero (Frebruarius): mes en que se realizaban las fiestas de purificación llamadas februalias, al terminar el año romano.

- Marzo (Martius): mes en el que se honraba a Marte, el dios de la guerra. Como hemos dicho, era el primer mes del año romano.

- Abril: el origen de la palabra abril es incierto. La teoría más aceptada es que proviene de la palabra aperire, que significa abrir, pues era el mes en que se abrían las flores, y en él que la tierra se abría para ser cultivada.

- Mayo: por lo general se acepta que este nombre proviene de Maia, divinidad relacionada con la fertilidad.

- Junio (Iunius): mes dedicado a Juno, la hermana y esposa del dios Júpiter. Protegía a las mujeres y la institución del matrimonio.

- Julio: el nombre de este mes se instituyó en honor a Julio César.

- Agosto: llamado así en honor al emperador Octavio César Augusto. Se dice que esta pequeña costumbre de ponerle nombres de emperadores romanos a los meses terminó con el emperador Claudio, quien temía que surgieran confusiones al acabarse los meses necesarios para los futuros emperadores.

- Septiembre: de septimus, el séptimo mes del calendario romano.

- Octubre: de octavus, el octavo mes del calendario romano.

- Noviembre: de novenus, el noveno mes del calendario romano.

- Diciembre: de decem, el décimo mes del calendário romano.

Para terminar, una pequeña nota sobre la palabra calendario. Proviene de calendae, nombre que los romanos daban al primer día de cada mes.

Además, aprendimos más sobre los numerales cardinales y ordinales. La profesora nos trajo una hoja con algunas cosas sobre los numerales:



NUMERALES CARDINALES



- O se lee cero.

- Unidades:

1 = uno, un 2 = dos 3 = tres 4 = cuatro 5 = cinco

6 = seis 7 = siete 8 = ocho 9 = nueve

- Decenas

10 = diez 11 = once 12 = doce 13 = trece 14 = catorce 15 = quince

16 = dieciséis 17 = diecisiete 18 = dieciocho 19 = diecinueve 20 = veinte

30 = treinta 40 = cuarenta 50 = cincuenta 60 = sesenta 70 = setenta

80 = ochenta 90 = noventa

- Centenas:

100 = cien 200 = doscientos, as 300 = trescientos, as 400 = cuatrocientos, as

500 = quinientos, as 600 = seiscientos, as 700 = setecientos, as

800 = ochocientos, as 900 = noveceintos, as

- Millares:

1.000 = mil 2.000 = dos mil 3.000 = tres mil 4.000 = cuatro mil

5.000 = cinco mil 6.000 = seis mil 7.000 = siete mil 8.000 = ocho mil

9.000 = nueve mil

-Del 1 al 30 se escriben en una sola palavra:

21 = veintiuno 22 = veintidós etc.

-De 31 hacia el 99 se escriben en dos palabras, separadas por y:

31 = treinta y uno 32 = treinta y dos etc.

-100 se lee cien.

- Pero 101 se lee ciento uno, 102 se lee ciento dos, etc.

- Ciento no tiene femenino.

- Pero las demás centenas sí: quinientos, quinientas.

- 1.000.000 = un millón.

- 1.000.000.000 = mil millones.

- 1.000.000.000.000 = un billón.

1. Los cardinales - que son la serie de los número - se usan, por ejemplo, para expresar el precio, el peso, la distancia, la medida, la hora y ls días del mes:
Vale 3 euros.
Pesa 52 (cincuenta y dos) kilos.
Mi pueblo y el tuyo están a 60 (sesenta) kilómetros.
Mide 6 (seis) metros y 15 (quince) centímetros.
Son las 10 (diez) de la noche.
Hoy es 19 (diecinueve) de septiembre.

2. Uno pierde la -o delante de un nombre masculino singular y cambia la -o en -a delante de un nombre feminino. Los números compuestos con uno también pierden la -o delante de nombres masculinos.
un libro una casa veintiún años
ochenta y una mesas treinta y un mil kilos
3. Las centenas - desde doscientos - van en masculino y femenino, según el nombre al que acompañan:
240 km = dosceintos cuarenta kilómetros
240 revistas = doscientos cuarenta revistas





NUMERALES ORDINALES

1º - primero, a

2º - segundo, a

3º - tercero, a

4º - cuarto, a

5º - quinto, a

6º - sexto, a

7º - séptimo, a

8º - octavo, a

9º - noveno, a

10º - décimo, a

11º - undécimo, a

12º - duodécimo, a

13º - decimotercero, a

14º - decimocuarto, a

15º - decimoquinto, a

16º - decimosexto, a

17º - decimoséptimo, a

18º - decimoctavo, a

19º - decimonoveno, a

20º - vigésimo, a

100º - centésimo

1.000º - milésimo

1. Los ordinales se usan, por ejemplo, para nombrar los pisos de una cas y el número de orden en un grupo.

El ascensor se ha parado en el segundo piso.

Silvia era la primera de la clase.

2. Los ordinales se usan muy poco después del 10º (décimo). Se suelen sustituir por los cardinales:

Vivo en el piso 15 (quince). - Cardinal

Silvia era la primera de la clase. - Ordinal

3. Los ordinales concuerdan en género y número con el sustantivo al que acompañan:

Yo vivo en el piso primero.

La biblioteca está en la primera planta.

Mañana salen los primeros periódicos después de las elecciones.

Las atletas españolas ahora son las quintas.

4. Los ordinales primero y tercero pierden la -o delante de un nombre masculino singular:

Yo vivo en el primer piso.

El miércoles es el tercer día de la semana.



En esta clase aprendimos más algunos verbos: levantarse, acostarse, empezar, volver, ir

Y aprendimos algo sobre las preposiones de tiempo: a, de, desde, hasta, por.

En esta escuela estudian los niños desde los 9 hasta los 14 años.

Pedro se levanta muy pronto, a las cinco y media.


María va al trabajo a las ocho de la mañana.

Ella trabaja de 8 a 3.
Ana estudia por la tarde.


Hablando sobre los hábitos de Luísa





Luísa se levanta muy temprano, a las seis en punto. Duchase, vistese y maquillase. En el desayuno, ella come una fruta con yogur, toma café con leche y un vaso de jugo de naranja. Sale da casa a las siete y treinta y va al trabajo en autobús. Trabaja desde las ocho hasta las seis de la tarde. Luísa come otro desayuno en su trabajo, junto con sus amigos. Ellos toman café y comen pan con mantequilla, pastel o bollo con mermelada. Al medio día ellos almuerzan en el restaurante cerca del trabajo. A las siete de la noche, Luísa va al gimnásio y vuelve a casa a las ocho. Después de cenar, Luísa lee un livro o ve la tele. Los domingos, Luísa se levanta a las nueve y treinta. Después del desayuno va pasear en el parque, en el club o sale con sus amigos. Almuerza a la una y por la tarde lee un libro, ve la tele o va al cine. Ella acostase a las once de la noche todos los días.

1 comentários:

Robertha disse...

Correcciones
Preguntando sobre los hábitos de alguien:

- ¿A qué hora te levantas?
- ¿A qué hora empieza tu clase?
- ¿A qué hora terminas el trabajo?
- ¿A qué hora llegas a casa?
- ¿Qué haces después de cenar?
- ¿A qué hora te acuestas?
Algunas frases describiendo hábitos:

- Rosa se levanta a las seis y media.

- José se ducha después de desayunar.
- Mercedes se baña antes de ir al trabajo.
- Roberto se afeita todos los días.
- Juan desayuna pan con matequilla y leche con café.
- Maria va al colegio con su madre.
- Mi hijo empieza su clase a la una y media.
- Mi padre va a trabajar en autobús.
- Yo vuelvo a mi casa a las ocho.
- José trabaja por la mañana.
- Carlos y Ana se acuestan temprano.
- Lucía sale con sus amigos los sábados.
- Carlos ve la tele después de cenar.
Hablando sobre las profesiones:
- La dependienta vende ropa.
- El recepcionista del hotel recibe a turistas.
- La azafata atiende a pasajeros.
- La enfermera y el médico cuidan enfermos.
- El carpintero fabrica muebles.
- El cocinero hace la comida.
- El estudiante cursa estudios en un estabelecimiento de enseñanza.
- El informático trabaja con ordenadores.
- La cajera está encargada de la caja de un comercio.
- El secretario custodia los documentos de una oficina.
- La profesora enseña a los estudiantes.